LK Salud. Rehabilitación neurológica

Punción Seca: Qué es y para qué sirve exactamente

La punción seca es una técnica semi invasiva. Para llevarla a cabo se utilizan unas agujas parecidas a las de la acupuntura, pero un poco más largas. Aunque también depende, en gran medida, de la profundidad del musculo a tratar. Esta técnica se utiliza para el tratamiento del síndrome del dolor miofascial provocado por dolor en los puntos gatillo miofasciales. A continuación, te explicamos para que sirve exactamente la punción seca.

Punción Seca: para qué sirve exactamente

 

Antes de saber para qué sirve exactamente la punción seca es necesario explicar que son los puntos gatillo miosfaciales. El punto gatillo miofascial es un nódulo palpable sobre la piel y se localiza en una banda tensa del músculo. Éste provoca un dolor con un patrón característico y se pueden encontrar alrededor de todo nuestro cuerpo.

Por ello, el objetivo de la punción seca es hacer desaparecer los síntomas que el punto gatillo está generando a ese nivel o a distancia, para conseguir así, la relajación refleja de dicho músculo. Es una técnica levemente dolorosa en el momento y puede persistir dolor post-punción.

Te preguntarás ¿cómo se utiliza? La finalidad de la punción seca es tratar ese punto gatillo. Para ello, se introduce en el mismo un aguja. De esta manera, el sistema nervioso central comienza una regeneración del músculo dañado. Además, si la punción se ha realizado correctamente el músculo se relajará en su totalidad y desaparecerán los síntomas dolorosos.

En LKSalud practicamos esta terapia como forma de aliviar los dolores producidos por los puntos gatillo. Además, nunca estableceremos a un paciente la cantidad de sesiones necesarias o la periodicidad de las mismas. Esto dependerá de la evolución después de cada sesión, y de cómo se produzcan los cambios en las actividades diarias de la vida escogidas por el paciente.