La importancia de cuidar tu suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico se encuentran en la parte inferior de la cavidad abdominal. En nuestro centro de fisioterapia de suelo pelvico en Gijon vamos a ayudarte a que se encuentren en las mejores condiciones posibles.

Estos músculos van del coxis hacia el pubis, formando un soporte para los órganos de la cavidad abdominal. Estos órganos son la vejiga y el intestino en los hombres y vejiga, intestino y útero en las mujeres.

En esta musculatura que tratamos en nuestro centro de fisioterapia de suelo pélvico en Gijon hay una peculiaridad y es que se encuentra agujereada. ¿Qué quiere decir esto? Pues que estos músculos tienen unos orificios por lo cuales los órganos abdominales van a comunicarse con el exterior para expulsar las sustancias de desecho.

Los orificios están firmemente cerrados alrededor de los esfínteres (que son esas salidas al exterior de los órganos). Cuando la musculatura se debilita, puede ocurrir que se produzca la temida incontinencia, urinaria o fecal.

En casos más graves aún, cabe la posibilidad de que los órganos internos asomen a través de la vagina. Puede que el útero salga, produciéndose un prolapso uterino, aparezca un bulto en la pared anterior, un cistocele o en la pared posterior o rectocele.

Otras patologías que pueden surgir derivados de debilidad en esta zona son los problemas sexuales asociados, tanto en mujeres como en hombres. En nuestro centro también les prestamos atención.

Los factores de riesgo más habituales en las patologías del suelo pélvico son:
– Obesidad.
– Estreñimiento crónico.
– Embarazos y partos en la mujer.
– Cirugía de próstata en el hombre.
– Menopausia.
– Enfermedades neurológicas o musculoesqueléticas.

En LK Salud te ayudamos a cuidar tu suelo pélvico. Realizamos una valoración del estado de estos músculos y te planificamos un programa de fisioterapia para que puedas mantenerlo en la mejor forma.

Sonsoles Valdivia. Fisioterapeuta