Blog

Mi pie izquierdo

Oscar al mejor actor (Daniel Day-Lewis) y mejor actriz de reparto (Brenda Fricker) en 1989. Esta película está basada en la autobiografía homónima de Christy Brown.

Este polifacético artista con Parálisis Cerebral nacido en un entorno escaso de recursos demuestra que la potente e intensa imaginación y la voluntad inquebrantable de no quedarse atrás, sumados a la colaboración de personas comprometidas (familiares y profesionales), pueden darle la vuelta a una situación de más que probable exclusión social.

Esta película es una obra maestra que muestra con crudeza la difícil integración social del protagonista. Nunca se busca la imagen idílica y lustrosa de un superhéroe a pesar de que estamos en presencia de alguien muy cercano a serlo. Su intensidad, su sufrimiento con algunos temas y el proceso madurativo de toda su trayectoria conmueven pero afortunadamente también movilizan nuestro interés por cómo algunas personas se crecen y logran mitigar el entorno hostil.

La adaptación física al medio con ayudas para desplazarse muy rudimentarias, la intervención de profesionales vitales en su crecimiento, los procesos creativos que le ocupan y aportan una salida laboral con todas sus implicaciones o los errores que este héroe tan real va cometiendo, nos acercan a nuestras profesiones. Terapia ocupacional, psicología, neuropsicología o logopedia se reflejan ampliamente en este espejo que nos regala la interpretación prodigiosa de Daniel Day-Lewis.